Gonzalo Giner visita el Club de Lectura del CEU

 

El veterinario escritor

El Club de Lectura de la Biblioteca del CEU ha recibido la entrañable visita de uno de los escritores a los que hemos leído, como se demostró ayer, con notable aprovechamiento.
Se habló tanto de novelas que se han leído en el Club, por ejemplo, “La cuarta alianza” o “El sanador de caballos” como de otras que por un motivo o por otro son muy relevantes en su carrera literaria.
En este sentido, descubrimos que la novela más apreciada por Gonzalo Giner es “El jinete del silencio” Una novela que no solamente ha supuesto lo mejor en su labor de escritura, sino también, lo mejor en su relación con los lectores.

También descubrimos que su formación académica tiene que ver con la carrera veterinaria y no con la escritura.
Un buen día, su mujer le regaló un paquete de folios y una pluma y le dijo: “Ya es hora de que te pongas a escribir lo que tanto tiempo llevas diciendo que vas a escribir”

Dicho y hecho. Sin tener formación en la materia, Gonzalo Giner tiene hábitos escritores de manual, como ese de trazar un esquema que sirva de columna vertebral a la novela que está planeando.
Otro básico para sacar adelante cualquier proyecto es el de tener un horario que se dedica a la escritura. Según nos ha contado, se despierta entre las 4:00 y las 4:30 de la madrugada y no para de escribir hasta las 7:00 de la mañana ya que compagina su labor literaria con la de veterinario.

Además, dedica un día entero a la escritura. En esas horas robadas al sueño produce tres folios diarios. Se supone que con un folio diario daría ya para sacar un libro con una periodicidad razonable. Por lo tanto, producción más que sobrada para productos generosos siempre en el número de páginas.

En ese sentido, nos contó una anécdota en la que en una tienda de estación se topó con un chico de unos treinta años que tomó en sus manos “El sanador de caballos” La estuvo mirando, sopesando e incluso leyendo algún pasaje. Cuando Giner daba por hecho que iba a comprar expresó en voz alta: <Menudo ladrillo>, y la dejó en su estantería.
Por lo tanto, lo que para unos es garantía de que una novela va a ser buena, recuerdo al Catedrático Luis Blanco Vila comentando que “Guerra y Paz”, “El Quijote”, “El Ulises” o “La Regenta” tienen en común un número de páginas que muchas veces lleva a separar en dos volúmenes para otros es síntoma de que la obra va a ser un peñazo.

En definitiva, el encuentro dio de sí más del tiempo proyectado lo que es síntoma evidente de la buena sintonía entre el autor y el auditorio. Abundantes preguntas que Gonzalo Giner fue contestando con gusto y detenimiento.
Al final, el propósito de un nuevo encuentro que seguro se producirá.

Adolfo Caparrós

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: