El legado en sus huesos”, de Dolores Redondo

Creadora de misterio

El Club de Lectura continúa y seguimos intentando desgranar las claves que nos permitan disfrutar de esta exitosa trilogía policíaca.

En “Todo esto te daré” encontrábamos un escenario brumoso que enlaza, por un lado, con las novelas clásicas de las letras británicas; por otro, con una de las obras cumbres de nuestras letras, “La Regenta” de Leopoldo Alas “Clarín”

Consideramos el escenario perfecto para el género. En la nueva trilogía, en concreto, en este segundo volumen, las localizaciones siguen encontrándose en el Norte, entre País Vasco y Navarra. Es además, una manera de despertar en los lectores el deseo de viajar a aquellos lugares, conocer un poquito el euskera, de hecho, al final del libro se incluyen pequeños glosarios con los términos más relevantes, en definitiva, invitar a conocer no solamente atrocidades sino una cultura muy bien traída a sus novelas.

Otra de las claves de lectura de la autora es la del Mito de Saturno. Ese Dios de la Mitología Romana que iba devorando a sus hijos para que no le usurparan el trono. Tanto en “Todo esto te daré” como en “El guardián invisible” como en “El legado en sus huesos” encontramos a mujeres terribles y malvadas que son capaces de cualquier cosa, hasta de odiar y asesinar a una hija.

Y ahí está otra de las claves cara a la tercera novela de la trilogía, resolver el misterio de esa polémica entre Amaia, la protagonista indiscutible de la trilogía y Rosario, su madre.

Cada novela pertenece a una serie pero tiene independencia con lo que, también quedan despejadas incógnitas. Una de ellas es alentadora dentro de lo que permite el género. Se trata de la evolución de Montes, un policía que termina en “El guardián invisible” apuntándose a la sien y relevado del servicio y que tiene también cierta rivalidad con Amaia.

Al final de la novela aparece bastante en forma ya, dando apoyo correcto y asumiendo su rol dentro del equipo.

Hay nuevos personajes que no sabemos si aparecerán en la siguiente entrega por lo que quedamos también a la expectativa de su evolución.

En definitiva, 42 capítulos de tempo adecuado al ritmo del género que nos plantean cuestiones sobre el origen del mal y elecciones entre lo malo y lo menos malo. En esa tesitura se encuentran personas con una tremenda carga de responsabilidad como los propios cuerpos de seguridad, los hospitales o las personas encargadas de la salud mental y espiritual.

En la cubierta, una niña perdida en un bosque, temerosa y en camisón busca afanosa la salida y la luz con la esperanza de ser feliz.

Adolfo Caparrós

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: