Gallejones presume de biblioteca sobre ruedas

Emilia Curiel y Luis Markina gestionan desde hace dos meses Bibliotejo, un autobús reconvertido en espacio cultural con 1.950 libros de préstamo gratuito

La soledad reina durante el invierno en Gallejones de Zamanzas. Tan solo tres personas residen de manera habitual en este pequeño pueblo que desde el 12 de agosto cuenta con la biblioteca más singular de toda la provincia. Un autobús junto a un tejo, redecorado y perfectamente acoplado al paisaje, recibe con las puertas abiertas a todo aquel lector que busque obras de calidad, de cualquier género y fecha, inclusive las últimas novedades que ofrece el mercado literario. Así es Bibliotejo, el nuevo vecino que llega con intención de quedarse para siempre.

Sus promotores, Emilia Curiel y Luis Markina, podrían prescindir de muchas cosas, pero jamás de la lectura y los viajes. Por eso, cuando el año pasado dejaron la ciudad para asentarse en Gallejones de Zamanzas, tuvieron que ingeniárselas para conservar su vasta colección de libros porque «no cabían en la casa». Al mismo tiempo, sentían la necesidad de compartir aquellos textos, imágenes y experiencias en papel de las que no querían desprenderse. Poco tardaron en despejar la X de la ecuación. El problema presentaba una única solución, en forma de biblioteca, y la posibilidad de explorar nuevas vías de interconexión sociocultural en el medio rural.

La primera ubicación que se les ocurrió era un contenedor de grandes dimensiones, pero la suerte estaba de su parte y se les presentó una opción mucho mejor. Por aquel entonces, la empresa de autocares Javier de Miguel estaba a punto de jubilar a uno de sus vehículos. Afortunadamente, se salvó del desguace y pudo ‘reciclarse’ para el proyecto de Curiel y Markina. El traspaso se realizó por lo «legal», con la pertinente factura, simbólica eso sí, de «seis euros con IVA».

Ya no había vuelta atrás. El autobús se instaló en Gallejones y fue rebautizado. La ceremonia no se celebró de la noche a la mañana. De hecho, a Bibliotejo no le quedó más remedio que esperar un año para recibir visitas por aquello de los permisos institucionales. Entretanto, la pareja se afanó en adecuar el espacio con la ayuda de amigos «voluntarios» que se ofrecieron para múltiples tareas, desde la instalación de cortinas o estanterías hasta el diseño exterior del autobús, obra de la artista burgalesa Eva Zaragozá.

A punto de cumplir dos meses, la biblioteca acumula 1.950 volúmenes -más los que guardan en casa- y 36 préstamos, una cifra que «no esta nada mal» teniendo en cuenta el «problema de la despoblación» que sufre el medio rural. Lo importante, en cualquier caso, es la buena aceptación de la iniciativa. Muchos vecinos se han prestado a colaborar donando sus libros. La pareja lo agradece, aunque siempre realiza una criba previa para «buscar la calidad literaria», máxime cuando el espacio es cada vez más limitado.

En cuanto al perfil de los usuarios, la verdad es que hay un poco de todo. A Markina le llamó la atención ese grupo de 12 chavales, «ávidos lectores», que pasaron buena parte de su tiempo en la biblioteca. Tampoco se olvida del vecino esporádico que «devora libros de historia», ni del clásico cazador de nuevas referencias que llegan a Bibliotejo porque «es nuestra misión» satisfacer las necesidades culturales del visitante.

Básicamente, su funcionamiento es idéntico al de una biblioteca pública. Sin embargo, en Gallejones no hace falta un carné de socio y los préstamos son de dos meses más otros dos de prórroga. Por si fuera poco, Bibliotejo cuenta con una sección de libros gratuitos -repetidos en su mayoría- que no requieren viaje de vuelta.

Curiel resume la experiencia con una frase que lo dice todo: «estamos encantados». Regresar a su pueblo, a la «tierruca» que heredó de sus padres, le permite disfrutar de una actividad plena que los vecinos de la zona agradecen. Sobre todo por la disponibilidad que ambos ofrecen al usuario. Todas las tardes, los siete días de la semana, ella y Markina esperan leyendo a quien quiera visitarles. En caso de no estar allí, su teléfono se muestra bien visible en la puerta para que les llamen.

A los dos les gustaría «poder dejar el bus abierto» como la biblioteca de Quintanalara. Markina la visitó en su día y salió «fascinado». El alcalde de la localidad y promotor del proyecto, Rubén Heras, les donó «cuatro libros excelentes». De su experiencia han aprendido mucho, e incluso se plantean poner en marcha un sistema de bookcrossing -intercambio de libros-, símbolo de la autogestión e independencia que promulgan. Sin ayudas y sin entrar en el «circuito institucional», pues saben de sobra que «la contrapartida a veces no compensa».

Intercambio de sinergias culturales

Más allá del préstamo de libros, Bibliotejo pretende crear un «círculo donde se genere cultura». Para ello, Emilia Curiel y Luis Markina organizan actividades paralelas para «generar sinergias» entre los habitantes de los valles del norte. De momento, quieren dar cancha a la música y a la presentación de libros contando con sus autores. En ambas disciplinas, los hermanos Galaz -Ignacio y Diego- se han prestado a colaborar desinteresadamente. Pero hay más artistas en la lista. Ribera Fidelis actuaron ayer y en breve lo hará el canadiense Tim Vantol. Por otro lado, la pareja quiere implicar a los más jóvenes con talleres de lectura, escritura o lo que surja. «Estamos abiertos a cualquier actividad», apostilla Markina.

Fuente: “Gallejones presume de biblioteca sobre ruedas”. [En Línea]. El correo de Burgos. Disponible en: http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/provincia/gallejones-presume-biblioteca-ruedas_159561.html. [Consulta: 10/10/2017]

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: