“Europa”, de Jean Baptiste Duroselle

europa-de-jean-baptiste-duroselleContra la costumbre de la sección, desempolvamos las estanterías para recuperar un ensayo muy vigente hoy en día por varios motivos.

El prólogo nos explica que después de la segunda guerra mundial todo el despliegue bélico, la amenaza militarista y las cuestiones de política internacional reguladas por los ejércitos tienen carácter disuasorio ya que está más que demostrado que un enfrentamiento nuclear acabaría con la vida de este querido planeta tierra.
Dicho esto, el ensayo presenta tres partes de fino análisis desde 1815 hasta el año 71.
La primera parte es histórica y analiza con cierto detalle la historia del continente. Viene muy bien a quienes estudiamos hace ya muchos años estas cuestiones repasar acontecimientos, nombres y lugares en los que se ha fraguado el mundo en el que hoy vivimos.

Así, recordar los orígenes rurales de un mundo en el que es cada vez más extraño, al menos en una ciudad como Madrid, que se conozcan cuestiones vitales en la estrategia política y económica que fueron decisivas a la hora de montar una revolución o a la hora de defender un territorio nos llevan a cuestionarnos sobre la abrupta aceleración de un mundo que fluctúa entre el avance desmedido y la vuelta a un ecologismo que no podrá ser, aunque se pretenda, una vuelta al XIX.

La industrialización y la apuesta o no por estas cuestiones fueron tan decisivas que provocaron nuevamente desajustes, desigualdades y motivaron guerras tan terribles que ponen los pelos de punta. Para evitarlas, había un sistema de alianzas y contrapesos tan delicado que, a poco que se movieron un poco las piezas, se entró en una masacre que ha costado gran esfuerzo recuperar.

La segunda parte vuelve sobre todas estas cuestiones pero no ya desde el punto de vista descriptivo si no desde el analítico. Se dan casos en los que se busca la guerra y otros en los que no hay más remedio que aceptarla. A veces, quien declara la guerra se ve sorprendido de encontrar una aceptación tan rápida y contundente que hace pensar en la derrota. Las políticas internacionales, en todo caso, suelen tener detrás motivaciones económicas. La guerra por la guerra no tiene ningún sentido. Es más, muchas veces son los propios militares quienes se ven obligados a guerrear cuando su auténtico interés es mantener la paz.

La tercera parte presenta una abundante bibliografía que desgrana una gran biblioteca, ciertamente, obsoleta dadas las fechas, pero que supone un gran trabajo y esfuerzo en una materia que es bastante científica. Es decir, los hechos son los hechos, los datos también, y los documentos secretos están bastante bien expuestos y analizados en la edición que hoy presentamos.

Formalmente, van a encontrar un libro propio de los años 70 con todo lo curioso e interesante que aporta esta cuestión. Algo más de 300 páginas en una edición suficientemente ligera, flexible y ágil que nos permitirá devolver el libro en fecha si nos empleamos a fondo. Será un libro difícil de encontrar en una librería al uso que nos obligará a acudir a esos lugares tan mágicos como las bibliotecas o las librerías de viejo. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: