Obras completas, de Miguel de Cervantes

Obras completas, de Miguel de CervantesCumplir 400 tiene esto

Cuatrocientos años en la cumbre de la Literatura Universal se antoja un motivo más que oportuno para hacer todo tipo de actividades, homenajes, ediciones, reediciones y todo lo que haga falta.

Eso habrá pensado la editorial Cátedra a la hora de reeditar las obras completas de Cervantes en una edición a cargo de Juan Carlos Peinado. Frente a otros libros, la edición de Peinado ofrece lo justo en cuanto a una información necesaria sobre el autor y su obra de forma que tome protagonismo la propia obra cervantina.

Acierto, sin duda, ya que nos encontramos ante un autor más conocido por referencias, conferencias, películas, anécdotas, citas reales o apócrifas y, a la hora de la verdad, no tan leído como podría parecer. Muchas veces leído en obras adaptadas o en fragmentos.

Por eso, hoy hemos querido incidir en una de las “Novelas ejemplares” que ofrece el primer volumen. En concreto, “Las dos doncellas” Se trata de un relato corto que bien se podría representar como se ha hecho ya con muchas de estas novelitas. Tiene elementos propios del teatro de la época, uno de ellos, tan característico, que vamos a incidir en él.

En el teatro de Shakespeare estaba prohibido que las mujeres actuaran por una ley de la época. Así, los papeles femeninos los tenían que representar chicos jóvenes. En España sí que podían actuar mujeres pero en ambos teatros es habitual el enredo en el que las mujeres se disfrazan de hombres.

Es cierto, como se hace ver en la novela, que una mujer corría grave peligro si quería acometer según qué menesteres vestida como tal. De ahí desprendo que esa circunstancia, tan llevada al teatro y al resto de textos, se daría a menudo en la realidad.

La historia no es larga, se lee muy bien pese al lenguaje de época, acertadamente apoyado por las notas, y supone una buenísima opción para lectores adolescentes que quieran aproximarse a la obra cervantina.

La historia narra las peripecias de un aspirante a don Juan que acaba perseguido por dos de sus víctimas, el hermano de una de ellas y un mozo de mulas. El final es muy propio del mejor cine de Hollywood, con lo cual, apropiado para todos los públicos. Una historia deliciosa, entretenida, bien escrita, breve… Creo que no se le puede pedir más como opción oportuna para el fomento lector.

Formalmente, estamos hablando de dos contundentes volúmenes que recuperan el papel biblia, algo difícil de ver hoy en día. El peso es alto pero, si no lo soportamos para leer a un genio como Cervantes, ¿para qué lo queremos soportar? En la cubierta, los dos grandes personajes que tienen tantas versiones como grandes escritores existen -Don Quijote y Sancho Panza- en un cuadro enmarcado en dorado. Oro para Cátedra y oro para cuatrocientos años de buena literatura. Que lo disfruten, la ocasión lo merece.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

 

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: