“Vania”, versión de “Tío Vania” de Antón Chéjov

vaniaEl amor, ese pequeño detalle que trastoca todo

Son muchas las claves que acercan esta versión de una de las obras cumbres de Chéjov al espectador de hoy.
El autor era un hombre de hábitos sencillos y escasos medios que empieza a estudiar medicina aunque pronto se decante por las letras. No en vano, uno de los personajes clave de esta obra coral es El Doctor, interpretado por Àngel Figols

.

El escenario se ubica en una zona poco poblada de la estepa rusa, lo que se ha llamado la <atmósfera chejoviana> un escenario a la vez alegre y melancólico en una vida cotidiana y conformista que se rompe por la vuelta de, El Profesor, interpretado por Rafael Calatayud. Junto a él viene su segunda esposa –Helena- interpretada por Empar Canet. Es aquí donde se rompe ese ambiente cotidiano en el que el bueno de Vania –interpretado por Josep Manuel Casany- toma un café o una copa con su buen amigo, El Médico mientras su sobrina revolotea entre ellos por estar enamorada y admirada de un hombre, no solamente guapo; sino con principios, con un afán de salvar vidas humanas pese a saber que salva una epidemia para que sus enfermos mueran pocos días después de un accidente en la mina. Otro de los temas chejovianos, el paisaje destruido por la industria.

Por si fuera poco, Helena no solamente levanta el interés del médico, sino también, de Vania. Hermano de la anterior esposa del profesor -fallecida- y tío de la joven Sonia, trabajadora, perdidamente enamorada del médico, animosa pero fea. Vania está en las mismas. Es un trabajador que ha sacrificado todo su talento, su belleza y su juventud para enviar dinero a la gran esperanza de la familia, El Profesor.

En definitiva, Helena se convierte en una nueva Regenta que se ve casada con un hombre al que admiró en su día, confundida pensando en que sus sentimientos eran de amor galante podríamos decir. Según pasan los años, El Profesor va teniendo más achaques y menos ganas de divertirse con su Helena.

Ella respeta al profesor pero se ve atraída por El Médico. Es la única que se da cuenta de que Vania y Sonia –interpretada por Rebeca Valls- son los grandes perjudicados de la historia. Intenta ayudarles como puede. Sin embargo, en su afán de conquista, el bueno de Vania cava su propia tumba. Mientras balancea la hamaca en la que descansa Helena y proclama una arenga en la que invita a la locura, a dejarse llevar por el amor y la pasión. No se da cuenta de que esas mieles las comerá su mejor amigo, el gran traidor. Es ley de vida, supongo.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: