Soles negros, de Ignacio del Valle

Soles negros, de Ignacio del Valle<Al soldado y al torero, a la vejez los espero>

El refrán del subtítulo, citado correctamente en la novela, nos ha dado pie para arrancar con una de las ideas principales de toda la saga del teniente y posteriormente capitán, Andrade.

Andrade ha luchado en la División Azul y allí ha resuelto ya algunos casos que estaban complicando la, ya de por sí, complicada situación de esos soldados. Recordarán quienes hayan leído “El tiempo de los emperadores extraños” a un par de soldados investigando un caso que combinaba muertes, fanatismo, corrupción, correos en papel… y otra cita que se me quedó grabada a fuego y que se repetía como el versículo de un salmo una y otra vez. Aquella de <Mira que te mira Dios, mira que te está mirando, mira que te va a llevar, mira que no sabes cuándo

>

La cita que me ha marcado en esta ocasión es, como digo, la que he empleado trastocada para el subtítulo. Nos presenta al ya capitán Andrade de vuelta a la piel de toro en una crisis de alcohol y desgana de la que viene a sacarle un nuevo caso. Más sangrante, más horrible y, según me comentó el propio autor, documentado históricamente con fundamento. Se trata de una serie de asesinatos y desapariciones de niñas salidas del orfanato.

Tremendo, durísimo y de ahí mi juego de palabras, ya que el desgaste físico, moral y personal, en todos los sentidos, de un militar, sujeto a una férrea disciplina con escalafón, a decir <sí señor> a sus superiores aunque le estén diciendo que hay tres burros volando… Mucho me temo que sea un desgaste bastante mayor al de los propios toreros. Una especie en vías de extinción que también ha vivido lo suyo, solamente lo sabrán ellos mismos. No quiero meterme en muchos charcos ya que el tema de la tauromaquia es hoy más espinoso que nunca y no veo necesario entrar en estas cuestiones.

También desconozco bastante la realidad del ejército a día de hoy. Empieza a pasarle a ellos lo mismo que a los toreros, empiezan a ser malos malísimos de la película y a recibir desplantes varios como responsables de la violencia, la brutalidad y el poco razonamiento. Tampoco es mi deseo meterme en ese charco.

Me ciño a la realidad que refleja el libro. A una vida miserable, arriesgada, en la que se convive con personas dignas de esa imagen de brutalidad y en la que, como en botica, supongo que habrá de todo.

Por eso, a veces es bueno leer algún libro de este tipo que destapa, si no desde dentro; sí con cierto realismo, la vida, el día a día y la noche a noche –ya que es una profesión de esas de 24 horas, cada vez son más, entonces eran pocas- de manera que se pueda ver la situación con una perspectiva más profunda que la que ofrece una noticia de telediario de tres minutos o un post en Twitter de poco más de dos líneas.
Al final, sea en versión cine. -“El tiempo de los emperadores extraños” se trasladó al cine bajo el título de “Silencio en la nieve”- en papel o de cualquier otra manera, aproximarse a la realidad con un poco más de amplitud, da más información sobre la cuestión. Ojo, que ya estoy comentando que el foco se puede poner en unos militares o en otros. Bestias pardas van a encontrar a alguna porque ahí está el extrañamiento, lo que hace que la ficción sea distinta a nuestro día a día y que nos preguntemos si esas realidades existen o han existido. La respuesta, me temo, es que sí. Si no tal cual se cuenta, de manera similar.

Formalmente, se trata de una novela canónica por tamaño, extensión y estructura. Un género que cada vez domina mejor Ignacio del Valle. Además, ha encontrado a unos personajes de éxito que nos tienen enganchados aunque él se niegue a escribir por escribir y solamente esté dispuesto a contarnos cosas que realmente le lleguen. Historias que le motiven a meter allí a sus personajes estrella. En la cubierta, un rostro de niña de preciosos ojos azules y el negro más profundo e intenso nos dan un anticipo de ese contraste entre el bien y el mal que encontrarán en negro sobre blanco.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: