La aventura sin fin, T. S. Eliot

La aventura sin fin, T. S. EliotEnsayos de un poeta

Muchos conocemos el gran libro de T. S. Eliot que estamos trabajando este curso en el Club de Poesía del CEU, “La tierra baldía” Este libro supone un nivel de exigencia tal que nos ha llevado a leer y documentar la figura del autor para aprovechar y apreciar en su justa medida uno de los grandes poemas del Siglo XX.

Ahí, el libro que hoy recomendamos, les recuerdo, “La aventura sin fin”, T. S. Eliot –Editorial Debolsillo / Penguin Random House- aporta dos coas tremendamente interesantes para nuestros intereses. La primera, el buen trabajo de Andreu Jaume, editor del libro, que explica y pone en perspectiva al propio autor. Eliot es pionero en los estudios de literatura comparada y eso aporta un corpus ensayístico de estudios muy interesantes en los que se da una nueva luz a la literatura inglesa en particular y a los estudios de literatura en general.

A su vez, a la hora de afrontar su poesía, entra en la tradición de la Imitatio que, con autores como Julia Kristeva o el propio T. S. Eliot va matizándose hacia la intertextualidad y ese diálogo que entabla el autor que entra en ese tipo de creación con los autores con los que dialoga.

La intertextualidad es una de las gracias de la Literatura actual y encontramos a autores que dialogan con otras artes. Por ejemplo, Guillermo Cabrera Infante, con el cine y la música o Elena Muñoz, con la pintura y su saga “El secreto tras el cuadro”
En el caso de los ensayos de Eliot es tremendamente gratificante encontrar cómo compara a grandes pesos pesados de la literatura como Marlowe con Shakespeare y Dante; a Blake con Nietzsche y Poe de manera que da pistas de interpretación intertextual para las obras sobre las que escribe, explica las claves de su propia creación, y crea un escándalo sin precedentes en el mundo del estudio de la literatura que retomará el célebre “Canon occidental” de Harold Bloom.

Esta irrupción de T. S. Eliot en el mundo cultural de entreguerras fue especialmente polémica de manera que todos admitían su superioridad como poeta y ensayista aunque esa superioridad fuera su gran enemiga. Le ocurrió lo mismo que a los grandes poetas del Siglo de Oro, precisamente su superioridad y su virtuosismo llevaron a las quejas por ese alarde técnico, cultural y creativo. Recordemos la reacción de Lope de Vega en su célebre “El arte de hacer comedias” en el que decía que si el vulgo quería que se hablara necio, necio se hablaría. La eterna lucha entre élites minoritarias o cultura de masas al fin y al cabo. Como hay donde elegir la solución es fácil.

Formalmente, se trata de un libro de la editorial Debolsillo que muchos de nuestros lectores conocerán. Ligero, manejable, cuidado y con buenos contenidos. En la cubierta, T. S. Eliot elegante y en blanco y negro mira atentamente a cámara con una actitud que invita a la conversación y a pasar un buen rato de placer por la cultura. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: