Tánger, Tánger, de Leopoldo Ceballos

TángerNuevos tiempos que no son tan nuevos

Por muy nuevos que sintamos los tiempos que estamos viviendo, siempre será fácil encontrar algún momento histórico similar en algún lugar del mundo. De hecho, en tiempos de censura, por ejemplo, los tiempos de la Inquisición, es un recurso habitual buscar un motivo bíblico o histórico que defina la situación prohibida de manera que pueda darse una larga cambiada diciendo que se está escribiendo, dibujando o comentando un hecho de aquella época y no de la actual.

En concreto, la novela de hoy tiene un trabajo documental excelente tanto en los aspectos históricos como en los geográficos o en los intertextuales. Así, autores como James Joyce, Paul Bowles o André Gide desfilan por la novela como personajes relacionados de alguna manera con los protagonistas de -¿ficción?- que habitan el relato. Es más, la novela da algunas interpretaciones y comenta situaciones que podrían no ser del todo exactas, o sí, de los personajes históricos que se mencionan. Tarea de chinos que no he abordado pero que se podría acometer como se hace cuando, por unos motivos o por otros, los personajes históricos tienen un peso dogmático que hace incidir en que estamos ante una novela y no ante un libro de historia.

Nuestra recomendación de hoy, les recuerdo, Tánger, Tánger; de Leopoldo Ceballos –Edhasa- relata la época dorada de un lugar que, a causa de la II Guerra Mundial, se convirtió en refugio de grandes y poderosos personajes del mundo entero. Una situación similar a la de Suiza pero en un territorio que, en esos momentos, estaba menos expuesto a la barbarie bélica. De todos modos, el relato nos cuenta cómo muchas de aquellas personas también murieron porque los tiempos de guerra son así.

El paralelismo viene dado por la complicada situación territorial de Tánger en aquel momento que unido a que sirvió de refugio a personas eminentes convirtió a Tánger en un Paraíso que no tardaría en ser deseado y ojo del huracán que terminaría perteneciendo a Marruecos.

Es valiosa la aportación en el sentido de que, en esa tesitura de convivencia de culturas, de convivencia de fortunas, de religiones, de razas, hubiera posturas para todos los gustos y una evolución importante en la manera de pensar que llevó a que los hijos que llegaron allí tuvieran una mente mucho más abierta respecto a tener una pareja de otra raza o menos miramientos a la hora de emplear la fuerza bruta por poner dos ejemplos muy distintos.

Podría dar muchas más pistas sobre la trama. Incidir en que estas situaciones de corrección política en tiempos de cambio hacen que salgan muchos trapos sucios al darse la situación de tener que obrar de una manera y pensar o incluso obrar en privado, de otra muy distinta… Argumentos todos ellos más que sobrados para abordar un libro de este calibre.

Así enlazamos con los aspectos formales que están cuidadísimos, convirtiendo al libro en un auténtico capricho de coleccionista. Cubiertas de pasta dura con una camiseta, que se dice en el argot, de papel brillante y un mapa sobre el que camina una mujer en tonos ocres en los que destaca un toque de verde que aparece en el hombro izquierdo de esa mujer viajera, valiente y sin complejos en la que muchos nos querremos ver reflejados. Es un volumen contundente de casi 700 páginas con índice de personas citadas, cinta marcapáginas de color rojo… También se ofrece en formato bolsillo. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

 

 

 

 

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: