Los presos del Valle de los Caídos de Alberto Bárcena Pérez

Los presos del Valle de los CaidosDesde que el sectarismo revanchista del Presidente Zapatero intentó cerrar el Valle de los Caídos, la respuesta personal y mediática de muchos españoles ha hecho posible que el majestuoso complejo de Cuelgamuros siga en pié y sea visitado por decenas de miles de personas, nacionales y extranjeras, todos los años. El doctor Alberto Bárcena Pérez, profesor de la Universidad CEU San Pablo y de la Vniversitas Senioribvs CEU, ha querido aportar su visión sobre uno de los aspectos más controvertidos de lo que acaeció en el Valle de los Caídos, acerca de la redención de penas por el trabajo para los presos que participaron en las labores de construcción del monumento en el lugar conocido como el Risco de la Nava.

El libro del profesor Bárcena gira alrededor del mecanismo que permitió a los presos abandonar las celdas de los presidios para reintegrarse a la sociedad española, al margen de ideologías y otros fines. Para entender esta “figura jurídica” es necesario conocer y estudiar la batería legislativa de las primeras etapas del Régimen de Franco –más de 500 disposiciones, según el autor- con objeto de conocer sus motivaciones, fundamentos teóricos y desarrollo práctico.

La redención de penas por el trabajo prestado incluía un sueldo igual al de los obreros libres, que también allí trabajaban -administrado por el Patronato de Redención de Penas, dependiente del Ministerio de Justicia- y la escolarización  de los hijos de los operarios que trabajaban en el Valle, independientemente de si eran libres o presos, dándose la circunstancia de que muchos de aquellos niños llegarían a la Universidad. En su obra, el doctor Bárcena subraya la voluntariedad del preso para acceder a los trabajos, desmintiendo la propaganda izquierdista que ha mantenido que era una prestación forzosa. Otra de las conclusiones sorprendentes del libro es la relativa al número de presos participantes en las obras de construcción, que la manipulación progresista situó en torno a los vente mil, pero que la documentación consultada por el investigador cifra en 679 para diciembre de 1943; 1029 para mayo de 1947 y 1278, la cifra más elevada, para noviembre de 1948.

Con independencia del número de penados trabajando en la construcción del Valle de los Caídos, el profesor Bárcena afirma que es más importante saber por qué estaban allí los presos (más que el número) y concluye que las condiciones laborales, penales, sociales y económicas de los internos hablan por sí solas y nos dan evidentemente la respuesta. La mayor amenaza que se cernía sobre los penados era la expulsión del Valle, ya que con ello volverían a las cárceles sin posibilidades de redención condenatoria ni percepción de sueldo alguno.

El volumen del doctor Bárcena Pérez, escrito con prosa grácil y tensión narrativa, es fundamental para establecer la verdad rigurosa  y la certidumbre histórica. Es una obra que acaba con la leyenda negra del Valle de los Caídos y descubre una realidad muy interesante y alejada de la ficción o la manipulación: en el Risco de la Nava no hubo trabajos forzados, ni Cuelgamuros fue un campo de concentración o de exterminio. El Valle de los Caídos ha de ser –como dispone el Párrafo 1º del Decreto-Ley de 23 de Agosto de 1957- “el Monumento a todos los caídos, sobre cuyo sacrificio triunfen los brazos pacificadores de la Cruz”.

Dr. Luis Sánchez de Movellán de la Riva

Director de la Vniversitas Senioribvs

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: