Un estudio destaca que es muy beneficioso para el desarrollo futuro de sus hijos que los padres (hombres) lean a sus hijos

Hispanic father reading book to daughter

La lectura de cuentos a los niños por parte de los padres (hombres) puede tener un impacto sorprendente en el desarrollo de sus hijos.  En la mayoría de las familias las madres son las que leen con más frecuencia a sus hijos. Un estudio reciente llevado a cabo por Book Trust en Gran Bretaña encontró que habitualmente las madres son quienes más leen a sus hijos en un porcentaje superior al 50 por ciento respecto a los padres.

Pero cuando los padres están muy involucrados en las actividades y rutinas diarias de los niños, estas actividades benefician al desarrollo de los niños de una forma única en diferentes aspectos; ya que los niños a los que se les lee son menos propensos a tener problemas de conducta, son más sociables y les va mejor en la escuela. Lo que es aún más sorprendente, es que la lectura de libros por parte de las madres no tienen este impacto tan significativo en el desarrollo del niño.
La lectura ha sido siempre una destreza importante y en nuestro mundo moderno es aún más importante que nunca. Los niños aprenden la importancia de la lectura observando cómo los miembros de su familia utilizan la lectura y la escritura para muchos fines cotidianos. Leer a los niños en la casa le ayudará en todas las áreas de su aprendizaje escolar; pues los niños se fijan cuando se les lee y escribe en la vida diaria, y detectan cuando se les lee con placer, pero no solamente delante de un libro también en otros momentos y contextos de la vida cotidiana, tales como cuando se lee una receta de cocina, se hace una lista para la compra, se escribe una tarjeta de cumpleaños o simplemente cuando se va por la calle y se le indica cuales son las señales de tráfico u otros convencionalismos sociales. Al hacerlo se está enseñando a los hijos que la lectura y la escritura son destrezas útiles y placenteras.

Sin embargo una encuesta reciente a 1.000 madres y padres llevada a cabo por Book Trust encontró que los padres jóvenes  están leyendo menos a sus hijos que las generaciones más mayores. Pues sólo 19% de padres menores de 25 años dijeron que disfrutaban leyendo a sus hijos antes de acostarse, frente al 78% de los padres de más edad que dijeron que era su parte favorita del día. Este estudio, el 42 por ciento de las madres, en comparación con el 29 por ciento de los padres leen a diario a sus bebés. Sin embargo los padres leen con más frecuencia a los niños de más edad, pero incluso cuando los niños tiene cinco o más años, el 60 por ciento de los padres en comparación con el 75 por ciento de las madres leen a sus hijos todos los días.

Partiendo de este estudio, un nuevo estudio de la Universidad de Harvard en los EE.UU. firmado por Elisabeth Duursma titulado The effects of fathers’ and mothers’ reading to their children on language outcomes of children participating in Early Head Start in the United States revela que existe un importante beneficio para la vida de aquellos niños a los que sus padres les leen cuentos antes de dormir desde que son pequeños. según este estudio cuando los padres están muy involucrados en las actividades y rutinas diarias de los niños, estas actividades benefician el desarrollo de los niños de una forma única en diferentes aspectos; ya que estos niños son menos propensos a tener problemas de conducta, son más sociables y les va mejor en la escuela.

Además, la investigación encontró que cuando los padres leen con frecuencia a sus hijos a una edad temprana, tiene un impacto en el desarrollo del lenguaje y su nivel de alfabetización. Lo que es aún más sorprendente, es que la lectura de libros por parte de las madres no tiene este impacto tan significativo en el desarrollo del niño. Entonces, ¿qué tiene de especial que los papás lean a sus hijos? El estudio lo explica habiendo observado lo que ocurre durante las interacciones de lectura de un libro, afirmando que los padres utilizan un lenguaje más abstracto y complejo. Ya que al compartir un libro con sus hijos, los padres suelen vincular eventos que aparecen en el libro con la experiencia propia del niño. Por ejemplo, cuando en el cuento se habla de una escalera, muchos padres mencionaron la última vez que habían utilizado una escalera para subir a la azotea o en su trabajo. Las madres no hicieron esto. Las madres se enfocaron más en los detalles que aparecen en el libro y, pues es más propio de las madres pedir a sus hijos que cuenten objetos o identifiquen objetos o colores.

Compartir un libro no sólo promueve la lengua, la alfabetización y el desarrollo cognitivo infantil, sino que también construye relaciones. A menudo los padres no se dan cuenta de cuánto los niños aprenden de su conducta. Cuando un hijo ve a sus padres leerle estos inconscientemente le están enviando un mensaje muy fuerte de que están interesado en pasar tiempo con él y se dedica a su hijo en una de las actividades más gratificantes y beneficiosos para su desarrollo.

Incluso compartir un libro también puede ayudar a la motricidad fina de los niños al tener que pasar las páginas o sostener el libro. Pero además de leer, los padres también deben intentar ayudar a los niños a desarrollar esas habilidades mediante otras alternativas compartidas complementarias, como por ejemplo haciendo puzzles, dibujando, escribiendo o cortando. Ya que parece ser por algunas investigaciones que las habilidades de motricidad fina podrían ayudar a las habilidades lingüísticas.

Para aquellos que os animéis a leer más a vuestros hijos hay varias publicaciones que os pueden servir de referencia, como una guía de New South Wales Department of Education and Training que proporciona algunos consejos importantes sobre cómo plantear la lectura con los niños ”Cómo leer con su hijo en la casa. Ideas para los padres y los cuidadores de niños pequeños“ también puede ser de utilidad esta otra guía sobre Consejos para ayudar a los niños a aprender a leer de U.S. Department of Health & Human Services, Administration for Children & Families, ambas en español. También el Departamento de Educación de los Estados Unidos tiene disponible en línea esta otra titulada “Como ayudar a su hijo a ser un buen lector“. En España, la Secretaría de Estado y Educación publico en 2002 “Leer te da más. Guía para padres y madres“.

Felices y placenteras lecturas compartidas!!!

Fuente: “Un estudio destaca que es muy beneficioso para el desarrollo futuro de sus hijos que los padres (hombres) lean a sus hijos”. [En Línea]. Universo Abierto. Disponible en: http://www.universoabierto.com/23489/un-estudio-destaca-la-importancia-de-que-los-padres-hombres-lean-a-sus-hijos-es-muy-beneficioso-para-el-desarrollo-futuro-de-sus-hijos/. [Consulta: 08/10/2015]

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: