Volver y cantar, de Luis Suñén

Volver y cantar, de Luis SuñénLa poesía del diálogo

No está mal que, de vez en cuando, ofrezcamos exquisiteces poéticas a nuestros lectores más selectos. He decidido que hoy es una buena ocasión. Se trata de un libro que podemos disfrutar en tantos escenarios y ocasiones que se me antoja igual de adecuado para leer en la montaña, en la playa, en el frío, en el calor o en cualquier otro escenario.
Por ejemplo, en un escenario urbano tendríamos la ocasión de trascender al ruido, al bullicio y a la locura de la gran ciudad para tomarnos una breve pausa que nos despeje de ese escenario trasladándonos a otro de paz y reflexión.
Así, en nuestra propuesta de hoy, les recuerdo, Volver y cantar, de Luis Suñén –Editorial Trotta- encontrarán una serie de poemas que se pueden disfrutar en sí mismos o en contraste con la cantidad de autores y obras a las que se hace referencia y a quienes se dedican casi todos los poemas.

Les advierto que algunas referencias son un poco íntimas y difíciles para el gran público. De hecho, yo que me tengo por alguien relativamente leído, no conozco a alguno de ellos, siento defraudar a mis lectores. En todo caso, la belleza es belleza en sí misma y aunque nos perdamos alguno de los juegos intertextuales con los que se entabla diálogo, lo disfrutaremos de todos modos.
Para los más inquietos, supone la posibilidad de conocer otros nombres, otras literaturas a las que se hace referencia, obras y autores que se podrán buscar y leer para apreciar en su justa medida la agudeza e ingenio de ese juego y de esa cita a la que se replica.
Por lo tanto, estamos ante una obra que ofrece distintos niveles de lectura. Quedará en nuestra mano quedarnos a un nivel básico o profundizar a fondo en el juego intertextual y buscar las referencias para disfrutar el libro tal y como se ha concebido, entiendo, como le gustará a Luis Suñén que se haga.
Formalmente, estamos ante un libro ligero y condensado a la vez aunque más etéreo que denso. Es decir, se trata de poemas que nos ayudan a elevar el alma frente a otros que son todo lo contrario. Se trata de una poesía con algo de misticismo frente a otro tipo de poesía que se aferra a la tierra, a lo más profundo de las debilidades humanas. En la variedad está el gusto, cada cual podrá elegir lo que prefiera. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura   

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: