El legado, de Kirsty Wark

El legado, de Kirsty WarkNo podrían haber estado más acertados los editores al presentar una novela en la que el desencadenante de la historia es la herencia de una casa que viene como caída del cielo y más que le vendría a muchos de los expropiados que leerán esta historia con la ilusión de quien juega a la lotería.
Les cuento con más detalle. Imaginen que en su infancia veraneaban en una zona costera o una isla, con su familia, como realmente ocurrirá con muchos de nuestros lectores. Imaginen también que en un momento dado, su madre decide escribir a la vecina de al lado porque su casa le gusta tanto que decide ponerse en contacto con ella por si algún día decidiera venderla.

Por último, imaginen que pasados muchísimos años esa vecina a la que escribió su madre no tiene herederos, ni familia, ni nada de nada y que esta decide dejar a su madre la casa que en su día fue la niña de sus ojos.
Básicamente, esa es la idea de la novela que hoy recomendamos, les recuerdo, El legado, de Kirsty Wark –Editorial Siruela / Alevosía- Pero la historia aporta muchísimo más que esa anécdota y de ahí que el subtítulo sea el de <La herencia total>
Primero, las historias de las dos mujeres. De un lado, la propietaria fallecida de la casa; de otro, más que la historia de la propia heredera de la casa –enferma de Alzheimer- la de su hija que es la que tiene un poder notarial para aceptar la herencia y la que se traslada a esa isla de ensueño para arreglar la casa.
Segundo, porque a raíz de entrar en esa casa conoce a una serie de personas que le ofrecen una amistad sincera que le ayuda a afrontar la terrible enfermedad de su madre y a resolver los problemas que le van saliendo al paso. ¿Encontrará también el amor después de sufrir un desengaño a manos de un canalla al más puro estilo Bridget Jones?
Tendrán que llegar al final para saberlo. Lo que sí podemos desvelar es que, a pesar de tratarse de una historia con un toque de romanticismo importante, un chico la puede leer perfectamente. De hecho, yo soy chico y la he disfrutado un montón. Evidentemente, se contraponen distintos tipos de carácter, sobre todo, en el caso del canalla seductor y del hombre bueno y paciente.
También se enfrentan varios perfiles femeninos muy interesantes. Desde la hippie setentera que fue Anna, la heredera real y madre de Martha, hasta la vecina solitaria que empieza a relacionarse con los vecinos en los últimos días de su vida, pasando por la propia Martha –típica hermana mayor responsable- que se carga a la espalda a la familia y sus problemas pero también sabe encontrar la felicidad. No podemos olvidarnos de uno de nuestros personajes favoritos -Catriona- una pelirroja libre y desenfadada que aporta un perfil alegre pero no desfasado ni demasiado seductor. Lo mejor será que conozcan a cada uno de ellos leyendo la historia.
Formalmente, se trata de una novela estándar, ni demasiado larga ni demasiado corta. La extensión ideal para no cansar y sí tenernos avanzando páginas con interés cierto. En este caso, la cubierta es suave y flexible. En la imagen, un bolígrafo que será el utilizado por Elizabeth para transmitir su historia, su legado, al papel. Detrás del bolígrafo, una preciosa taza de porcelana blanca con dibujos en azul. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: