La resonancia de nuestras burbujas sociales

15064289242_8418cabfe6_zUn hecho de nuestra conducta tecnológica es que las redes sociales se han convertido rápidamente en un canal predominante para acceder a la información. En un reciente estudio de D. Nikolov y otros, se sugiere que el filtrado social y el filtrado algorítmico que provocan las redes sociales y los buscadores pueden provocar la exposición a una menor diversidad de puntos de vista, e incluso alimentar la polarización y la desinformación.

En él se muestra que las personas acceden a un espectro significativamente más reducido de fuentes de información a través de las redes sociales y el correo electrónico, en comparación con las herramientas de búsqueda utilizadas individualmente. La importancia de este hallazgo se revela mediante la relación observada entre la diversidad de fuentes de información que experimentan los usuarios a nivel colectivo e individual, confirmando la idea de que cuando usamos las redes sociales nos encontramos dentro de “burbujas sociales”, lo que implica, en suma, que la tecnología que utilicemos sesga nuestra exposición a nuevas informaciones.

Debido al limitado tiempo y la capacidad de atención que poseemos y la gran popularidad de las redes sociales en línea, el descubrimiento de la información se está transformando de una acción individual a un quehacer social. Aparte de una evidente utilidad, los filtros personalizados tienen sesgos que afectan a nuestro acceso a la información de manera importante. Las creencias existentes se refuerzan porque están encerrados en las llamadas “burbujas de filtro” o “cámaras de resonancia”, que nos impiden comprometernos con ideas diferentes de las propias. Dicha exposición selectiva podría dar lugar a opiniones menos informadas y un terreno fértil para la desinformación.

La cuestión planteada por la investigación de Nikolov y otros, es: ¿Cual es la diversidad de fuentes de información expuesta a través de la “búsqueda de información” individual frente a los canales de comunicación interpersonal, como las redes sociales y el correo electrónico?  Sus resultados proporcionan la primera comparación empírica a gran escala entre la diversidad de fuentes de información alcanzados mediante diferentes tipos de actividad en línea. Demostrando la evidencia de una burbuja social colectiva. Y sugieren también que existen burbujas sociales a nivel individual.

Por otra parte, la tesis desarrollada por Carlos Figueiredo sostiene que cuando la personalización web y de medios sociales siguen los principios de “homofilia”, en lugar de impulsar la innovación y la oportunidad, la calidad de la recomendación se reduce debido al hecho de que hay una “distancia cognitiva” baja entre los usuarios, dada la alta probabilidad de familiaridad en sus intereses y puntos de vista respectivos. Para este investigador el Efecto “Caja de Resonancia Social” se debe a la falta de diversidad en los puntos de vista de los usuarios que se agrupan por propiedades endógenas y, por lo tanto, quedan expuestos a la falta de novedad en la información entregada y compartida entre ellos.

Según Figueiredo hay inconvenientes incontables relacionados con esta realidad restrictiva. En este sentido, destaca tres motivos que tienen un impacto negativo en la interacción social y en el comportamiento individual: En primer lugar, la caja de resonancia conduce a una mayor conformidad y menos diversidad. En segundo lugar, una menor novedad se asocia a una menor sorpresa, lo que significa menos riqueza en la construcción de sentido. En tercer lugar, una menor diversidad en los puntos de vista que se generan entre los usuarios, significa una menor calidad en los servicios prestados por los sistemas de recomendación social, y así, un menor nivel de satisfacción de estos usuarios.

En su disertación, destaca una serie de amenazas: a) amenazas a la democracia o la tolerancia, porque las personas están siendo separadas por grupos de opinión; b) la amenaza del conformismo, dada la falta de libertad “natural” para acceder a información novedosa; c) la amenaza cognitiva, dado que la capacidad de las personas para interpretar la realidad circundante disminuye; d) la amenaza de una innovación “blanda”, debido a la urgencia de obtener el tiempo y la atención de la gente, lo que puede reducir el valor añadido a la sociedad de algunas tecnologías.

Os invito a ampliar esta información en el siguiente post donde desarrollo sus contenidos y una serie de cuestiones que afectan a nuestra conducta social de acceso a la información en el entorno web, y que deberemos tener presente, sin duda, en nuestra interacción con los usuarios. Vuestros comentarios y críticas serán de gran valor para mí.

http://t.co/0nMXbQO0Uq

Gabriel Navarro

Fuente: Navarro, Gabriel, “La resonancia de nuestras burbujas sociales”. [En Línea]. [IWETEL]. Disponible en: http://www.gabrielnavarro.es/2015/04/08/la-resonancia-de-nuestras-burbujas-sociales/. [Consulta: 14/04/2015]

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: