Modelos de negocio en el mundo de la edición electrónica, un manual de supervivencia

LIBRER~1A finales de los años 90, dos humoristas estadounidenses, Joshua Piven y David Borgenicht, publicaron The Worst-Case Scenario Survival Handbook1, un librito donde se explicaba con detalles cómo enfrentarse a situaciones extremas y desesperadas: cómo sobrevivir si el paracaídas no se abría, cómo caminar sobre el techo de un tren en marcha o de qué manera había que caer desde un puente en un río, cómo escapar del ataque de un tiburón o de un bandada de abejas asesinas… Este primer libro inauguró un subgénero de humor bajo el título genérico de Worst-case scenarios, los siguientes títulos se derivaban en todos los escenarios posibles: en la escuela, de vacaciones, en bodas, de viaje o en el momento de ligar y practicar sexo. En poco más de una década se habían vendido más de 10 millones de ejemplares.

Aún no se ha publicado sin embargo el Worst-case scenario dedicado al mundo de la edición y eso que, fuera ya de bromas, el escenario para los profesionales del libro se ha complicado y mucho en los últimos años: cambio de modelo en el soporte de lectura -con un claro desplazamiento del impreso hacia el digital-; crisis de consumo con una caída de ventas y de facturación, y un porcentaje de retornos de librerías antes nunca vistos; reducción de los gastos por adquisiciones en bibliotecas en ocasiones hasta 0; piratería digital; socialización de libros en la enseñanza escolar; aparición en el comercio minorista de gigantes tecnológicos pero enanos tributarios2 que parecen claramente practicar el dumping; cierre de librerías generalistas históricas; cuestionamiento o desaparición de alguno de los eslabones tradicionales de la cadena de valor del libro…

Y en este desplazamiento inexorable del mundo impreso hacia el mundo digital, nos damos cuenta que en Internet al usuario se le acostumbró al “todo gratis” y ahora resulta difícil convencerle de que de un día para otro es necesario que empiece a pagar por todo, y ya es sabido que la publicidad no resulta en ningún caso suficiente… en definitiva, que el paracaídas no se abre.

Ante este laberinto incendiado, el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO)3 encargó una hoja de ruta, una especie de manual de supervivencia, para uso de profesionales del libro, especialmente electrónico: autores, agentes, editores, libreros y bibliotecarios. Y pidió al conocido portal Dosdoce.com4, especialista en el análisis del uso de las nuevas tecnologías en el mundo del libro; se pretendía disponer de un estudio que mostrara los modelos de negocios en la edición electrónica a partir de la descripción de dónde estamos, cuáles son las tecnologías y los modelos de pago y de negocios posibles, cuáles son las tendencias en los modelos de pago y, en definitiva, cuáles han sido las prácticas internacionales de éxito y cuáles no, con especial atención a las experiencias españolas.

“El objetivo de este estudio se mostró a los profesionales del mundo del libro -ya sean editores, agentes, autores, libreros o bibliotecarios- un amplio análisis sobre los modelos de negocio existentes en Internet para que puedan determinar las oportunidades de negocio y los beneficios derivados de cada uno de ellos.”

El trabajo final realizado por el equipo de Dosdoce.com formado por Javier Celaya, María Jesús Rojas, Elisa Yuste y José Antonio Vázquez se presentó en el marco de la 32ª feria del LIBER, con ocasión del lanzamiento de la iniciativa Conlicencia5: la plataforma de venta en línea de licencias de pago por uso de contenidos de libros, revistas y periódicos en español y en otras lenguas desarrollada por CEDRO.

El estudio se articula de forma esquemática en tres partes: una primera en la que están descritos los sistemas de pago y venta actualmente en uso en Internet; en un segundo lugar y destacado, una descripción de los nuevos modelos negocio posibles y en experimentación, cuáles son las tendencias, los ámbitos y los resultados internacionales y españoles; y finalmente, una tercera parte que a modo de reflexiones y conclusiones profundiza sobre la importancia medular del comercio electrónico para el conocimiento de los usuarios y clientes en la adaptación de los productos y servicios ofrecidos.

Los autores son de la opinión que en el mundo de la edición -cada vez inexorablemente más electrónica- del conocimiento del cliente a través de estas herramientas dependerá directamente la rentabilidad y la viabilidad de las empresas. El consumidor era pasivo, pasa a opinar y finalmente incluso a producir contenido.

Relacionamos aquí de manera esquemática los modelos presentados, pero emplazamos a la lectura de la totalidad del estudio o de la parte que interese. De cada modelo de negocio se explica el origen, las prácticas en otros ámbitos (principalmente en el cine, la música y los videojuegos; aunque a menudo se insiste en que no es lo mismo el consumo de libros que de videos o de música, el ritmo es diferente), se consignan las primeras experiencias en el mundo de las publicaciones periódicas y el libro, algunas conclusiones del modelo con resultados, ventajas y posibilidades.

1 Modelos de negocio en Internet
Micropagos – contenido fraccionado
Pago por Consumo: streaming y pay per view
Suscripción
Membresía
Freemium-Premium
Pot publicidad insertada
Acceso abierto
P2P – Mooca

2 Nuevos modelos: entre la experimentación y la racionalización
“Paga lo que quieras”
Bundle
Crowdfunding
Gamificación
Venta directa
Autoedición
Préstamo de contenidos digitales en bibliotecas

3 ¿Dónde estamos? El comercio electrónico y la evolución de los modelos de pago
De la tienda (retail) al móvil
Big Data. La clave de los modelos de negocio digitales
Del “todo gratis” a la diversificación: hacia un modelo de convergencia
El consumidor activo: prosumidor y UGC (contenido generado por los usuarios)

Si bien, como se ha dicho más arriba, el público destinatario del informe es amplio, el contenido sin embargo es especialmente interesante para las empresas. A quién básicamente se dirige el estudio es a los editores, los productores de contenidos culturales, los distribuidores y las plataformas de los libros electrónicos a fin de encontrar soluciones económicamente viables para sus negocios. Los consumidores -particulares y bibliotecas, sobre todo- entenderán mejor desde el otro lado todas las vacilaciones de los proveedores, la variedad de modelos, incluso de precios…estamos pisando territorios a menudo desconocidos6.

Por todo ello resulta un estudio ameno, siempre ilustrativo y lleno de ejemplos prácticos algunos de ellos conocidos y otros menos evidentes que ayudan a ordenar las ideas, y configuran una especie de topografía comprensible del horizonte en el mercado electrónico de los libros, las revistas y todo tipo de contenidos culturales, de sus beneficios y sus inconvenientes. Aviso a navegantes, los autores nunca pontifican ni dan la fórmula magistral, de hecho afirman que las fórmulas descritas no pueden servir para todos igual (ni para los productores, ni para los distribuidores, ni tampoco para los consumidores), pero sí dan pistas sin embaro sobre cuáles pueden ser viables y sobre todo insisten en sugerir el uso combinado de más de una de ellas y de aceptar la prueba y error necesaria en todas las novedades.

Una lectura esclarecedora, ¡muy recomendable!

Fuente: Agustí, Lluís.”Modelos de negocio en el mundo de la edición electrónica, un manual de supervivencia “. [En Línea]. Blok de bid. Disponible en: http://www.ub.edu/blokdebid/es/content/modelos-de-negocio-en-el-mundo-de-la-edicion-electronica-un-manual-de-supervivencia. [Consulta: 209/01/2015]

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: