Estanebrage. El último bastión, de Rodrigo Palacios

Estanebrage. El último bastión,Ocurre con esta novela como con otras muchas. Me refiero a que son de difícil clasificación, no por no encontrar una estantería en la que encajarlas –siento mi deformación bibliotecaria- sino por todo lo contrario.
Así, el libro que hoy recomendamos, Estanebrage. El último bastión, de Rodrigo Palacios –Marlow / Edhasa- bien podría considerarse una obra bélica con el mismo acierto que si habláramos de literatura fantástica. Es más, las primeras reflexiones interesantes del libro, la primera gran aportación según mi criterio, viene del lado de la estrategia. Se han escrito montones de versiones de El arte de la guerra, de Sun Tzu.

Un mítico libro que plantea diversas situaciones de batalla y la mejor solución a cada una de ellas. Estas estrategias se han trasladado a todo tipo de ocupaciones, con especial mención al Marketing.
Pues algo parecido ocurre con Estanebrage, que va poniendo a sus múltiples personajes en diversas encrucijadas, muchas bélicas, otras no, en las que deben ir decidiendo sobre la marcha. Mucho me temo que la realidad de la batalla es así y nuestro día a día cotidiano, más o menos también, aunque haya circunstancias que podamos demorar para consultar la decisión con alguien o pensar con detenimiento la mejor opción. Esta es otra enseñanza del libro, ya que algún personaje, por ejemplo, Aberrón, demora la decisión de si ser infiel o no a su mujer. La enseñanza, evidentemente, consiste en que si uno puede pensarse bien algo antes de decidir, en un momento dado, puede ser una opción interesante.
Pido a mis lectores y, especialmente, a mis lectoras, que no descarten la lectura de este libro por lo que he escrito ya que aporta varias historias de amor que se antojan especialmente interesantes y apasionadas en un mundo en guerra y destrucción.
Podría parecer que en un escenario bélico lo primero debería ser salvar la vida de los seres más allegados y la de uno mismo; y lo último, ponerse a vivir historias de amor. Sin embargo, la certeza de que la vida se puede acortar tanto que le queden a uno escasos días de vida hace que el deseo de vivir esos días de la manera más intensa posible no resulte en absoluto descabellado.
Formalmente, van a encontrar un ejemplar robusto de 827 imponentes páginas que irán pasando a tal velocidad que cuando contrastemos el dato nos sorprenderá llevar 100 sin haber respirado prácticamente. El ritmo es ágil, dinámico y diverso ya que vamos pasando de unos escenarios a otros cada cual con sus propios personajes, tan interesante cada uno de ellos que estaremos deseando avanzar para volver al que habíamos dejado más atrás. Las pastas blandas y un papel bastante ligero hacen que el ejemplar se pueda transportar con relativa comodidad con la certeza de que el esfuerzo merece mucho la pena, ya que amenizará nuestros viajes en transporte público, la espera en una consulta o en cualquiera de los lugares en los que tiene uno complejo de bingo por estar esperando que salga su número, por ejemplo, en Hacienda. En la cubierta, de colores oscuros y estética gótica encontramos un castillo observado desde fuera por un imponente soldado de capa negra y espadón de gran tamaño subido a una peña. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: