Madame Bovary, de Gustave Flaubert

Madame Bovary, de Gustave FlaubertConsideramos a un libro como clásico cuando al pasar de los años sigue suscitando el mismo interés, es tan relevante o más que en su época y continúa reeditándose una y otra vez porque se sigue vendiendo, estudiando y disfrutando.
En estos aspectos incide el breve prólogo de Mario Vargas Llosa, no dejen de leerlo porque, con pocas palabras, el Premio Nobel peruano les dará algunas claves de lectura más que interesantes.

Muchos de nuestros lectores conocerán de la historia de la señora Bovary, algunos incluso la habrán leído como me ocurría a mí. Sin embargo, esta nueva acometida me ha resultado mucho más agradable que la que hiciera en su día, esperando otra cosa del libro que no coincidía exactamente con lo que me encontré. Sin embargo, en esta nueva lectura, sabía lo que iba a encontrar y ha sido oportuna para saborear la puerta abierta que supone la lectura de este libro al mundo femenino.
He llegado a la conclusión de que, en mayor o menor medida, todas las mujeres tienen algo del espíritu de esta heroína de la gran novela francesa del XIX. Mucho más, quizá, que lo que pudieran tener de La Regenta, la inmortal novela de Leopoldo Alas Clarín que siendo una obra maestra, sin duda, refleja peor ese mundo femenino que, ya digo, retrata de manera magistral Flaubert.
La reedición de Siruela aporta, además, tres pasajes amputados en las ediciones habituales por las luchas con la censura que se sufrieron en su día y que han ido manteniéndose de una edición a otra hasta nuestros días. Otro motivo para leer esta propuesta.
Si decía antes que creo que todas las mujeres tienen algo de esa mentalidad romántica y soñadora de la señora Bovary, también creo que todos los hombres tenemos algo de ese Charles Bovary que se fascina ante la sensibilidad, la iniciativa y la estética de las mujeres que tienen alrededor. Esa fascinación que supone enamorarse de una persona también me parece muy bien representada en la obra que hoy recomendamos.
Aparte, la novela supone un corte temporal en el siglo XIX francés en donde se pueden conocer infinidad de usos y costumbres de la época, personajes, obras de teatro y casi cualquier circunstancia que estuviera de moda en los años en los que se escribió. En este sentido, es sensacional el trabajo de Mauro Armiño que en infinidad de notas a pie de página va explicando costumbres, personajes y todo lo que va saliendo al paso, para que el lector de hoy tenga la referencia fácil y pueda seguir la lectura. Algún lector más minucioso podría ir entrando a algún buscador para profundizar y conocer más alguno de estos aspectos tan curiosos e interesantes.
Formalmente, se ha querido perfilar una edición exquisita, casi de capricho, en la que se incluyen algunas imágenes curiosas, como las páginas que se fueron tachando, o dibujos a mano alzada del propio Flaubert en los que trazaba el plano de esos lugares imaginarios que, al no tener una referencia concreta, debían estar muy claros en algún lugar para no caer en incoherencias. En este caso, dicho lugar era un cuaderno. El tamaño es el de una novela estándar; el tipo de letra, el idóneo para la lectura y una combinación de rojos y negros entre las pastas y las hojas de guardas con una estética muy apropiada. En la cubierta, el enamorado Bovary besa la mano de su esposa con un perro a su lado, un animal que simboliza fidelidad. Ella, sin embargo, le da la espalda y se cubre el rostro con la mano para ocultar su mirada. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: