Desafío a la identidad: viajes 1950-1993, de Paul Bowles

Sobre_viajes_def.inddQuizá uno de los libros más difíciles de escribir sea el libro de viajes. Lo primero porque se trata de una literatura minoritaria, me atrevería a decir que es un género más minoritario todavía que la poesía; lo segundo, porque la materia prima es la que es y el escritor debe hacer un gran esfuerzo a la hora de separar el grano de la paja. En este sentido, se nos aconseja ir escribiendo sobre la marcha y no fiarnos de la memoria, algo que puede culminar un fiasco de libro fallido y no escrito.
Desde esa circunstancia, Paul Bowles, en Desafío a la identidad: viajes 1950-1993 –Editorial Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores- nos ofrece, además de un excelente libro de viajes, un breve tratado sobre cómo escribirlos de manos de un gran escritor. Posiblemente ahí radique el extra de valor de este volumen que, al hilo de sus narraciones viajeras, Bowles vaya reflexionando y dando su opinión sobre las claves para la creación viajera.

Otra seña de identidad es que no se trata de un libro de un viaje, sino de una recopilación minuciosa de múltiples viajes que van desde Europa -incluida con mucho aprecio por parte del autor, España-, hasta África o Hispanoamérica. Esto es importante porque aporta mucha variedad y cambios de tercio constantes que nos llevan de un lugar a otro para nuestro provecho e interés. Me temo que lo malo de algunos libros de viajes consista en que después de un número razonable de páginas el lector empiece a cansarse de darle tantas vueltas a la misma noria. Como les digo, no es el problema de esta recomendación en absoluto.
Además, no solamente estamos ante un libro de viajes, sino también de historia, ya que se nos relata la evolución de ciertos lugares desde la fecha inicial -1950- hasta algún punto que podría llegar a el año 1993, fecha que cierra la selección.
Las páginas que se refieren a España tienen el interés que siempre me ha producido ver nuestro día a día cotidiano desde la perspectiva de alguien extraño a nuestras costumbres. Es de agradecer las buenas palabras más relativas a los españoles que al propio país. En aquellos años la distancia respecto a su Estados Unidos de origen era grande. Se alegra de la fácil solución de muchos de esos problemas gracias al aire acondicionado. Hay que decir que su relato se centra en la Costa del Sol para entender todo lo dicho.
Como no quiero destripar el libro, insisto en recomendarlo con la seguridad de que será un libro que supere las expectativas de casi todos los lectores. Si encima, se trata de algún aficionado a este género, mejor; si no fuera el caso, considero que es un libro más que apropiado para empezar a leer libros de viaje y cogerle el aire a esta literatura.
Formalmente, se puede confundir con una novela, tanto por el tamaño, como por el peso, como por la letra o el papel. Además, el ritmo de lectura también es rápido, propio de un gran escritor como es el caso. La imagen de cubierta presenta a Paul Bowles en la arena del desierto, con su cabeza rubia al descubierto, un pantalón y una camisa de cuadros muy apropiada para un estadounidense. En el interior hay más imágenes del autor en las que aparece en los lugares más inverosímiles, y casi siempre, con una ropa elegante y perfectos cortes de pelo que contrastan con lo que podríamos asociar hoy en día a un viajero de los muchos que vemos en películas o en la vida real. Eso sí, siempre ha habido viajeros de primera clase que han convivido con el resto de los mortales.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: