Una erasmus en Bruselas, de Alfredo Escardino

Una erasmus en BruselasSi hiciéramos el retrato robot de una estudiante de las becas Erasmus, a grandes rasgos, pensaríamos en una chica emprendedora, valiente, desenvuelta, viajera, de miras abiertas, vanguardista, moderna…
Pues eso es lo que encontrarán nuestros lectores en nuestra intrépida protagonista -Cristina Vilanova-, sin duda, el alma mater de Una erasmus en Bruselas, de Alfredo Escardino –Editorial Funambulista-
Es más, la novela tiene un toque retro ya que se remonta a quienes fueran los pioneros del Proyecto Erasmus allá por los años 80. Ellos iniciaron el camino y marcaron de algún modo las pautas de lo que es hoy el concepto del estudiante Erasmus que todos conocemos.

Muy bien escrita, la novela les atrapará en otra trama paralela a los estudios, el turismo y las fiestas habituales en este tipo de estudiantes. Se trata de una misteriosa gargantilla de oro y esmeraldas que Cristina Vilanova lleva a Bruselas con la ilusión de haberla recibido de manos de su abuela como regalo de familia.
Al parecer, la joya tiene unos orígenes belgas que emparentarían a nuestra intrépida Erasmus con lo más granado de la nobleza belga.
Por otro lado, refleja muy bien los líos amorosos que es fácil se produzcan en estos casos, con un novio en España, y varios pretendientes europeos que, como es de suponer, aportan color, amplían miras y dejan al novio español en un papel cada vez más gris y local.
El ritmo de redacción es tan bueno que se trata de la típica novela en la que uno, más que acelerar, va frenando porque no quiere dejar de disfrutar sus páginas.
Por esto mismo, pese a ser contundente para lo habitual en la editorial Funambulista –supera con claridad las cuatrocientas páginas- el lector se quedará con ganas de más, una de las claves para detectar una buena narración.
Por si fuera poco, si se hiciera versión en cine se trataría de la típica película de la que todo el mundo sale hablando y con ganas de pasar al bar más próximo a comentar la jugada.

En definitiva, buenos ingredientes y propuestas interesantes para quienes estén planteándose salir a estudiar por Europa el curso que viene.
El único pero que podría ponerse al título es que llega en un momento especialmente delicado en todo lo referente a la Comunidad Europea. Los resultados electorales nos llevarían a pensar en cierta animadversión contra Europa que posiblemente cambiara de leer la novela. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: