¿Que hay al otro lado? … La Herencia Digital

 

herencia digital_documania_facebook_datos¿Qué pasa con toda la información que tienes en la nube cuando mueres? Esta pregunta, al igual que me la hago yo, es probable que os la hayáis formulado vosotros en alguna ocasión, no os preocupéis, no sois raros, ni siniestros, ni pertenecientes a ninguna secta satánica, ni nada de eso, la muerte es algo natural e inevitable, y es por eso que nos preguntemos que sucederá con toda nuestra información una vez hayamos pasado a mejor vida, es la denominada herencia digital, muy en boca últimamente, aunque no lo es tanto en otros países de nuestro entorno.

Nos guste o no, la muerte es el final de la carrera de nuestro cuerpo y de sus funciones. Es el fin como ciudadano y también el fin de nuestra identidad legal. Con la muerte dejan de tener validez nuestros carnet de identidad y de conducir, nuestros ahorros, nuestros bienes muebles e inmuebles, etc. ¿qué pasa con todo aquello que constituye nuestra identidad digital como cuentas de correo, perfiles en redes sociales, vídeos en Vimeo o Youtube, blogs, etc?

La identidad digital es parte integrante de nuestro día a día, utilizamos aplicaciones con naturalidad, enviamos correos, nos “relacionamos” en las redes sociales y pensamos que toda esa información es nuestra y que la controlamos…¿seguro? No es fácil dar una respuesta contundente a esto, pues en multitud de ocasiones la información que subimos a la nube, es en definitiva, propiedad del que las aloja. Pero esto es otro asunto.

Han surgido diferentes empresas que por un módico precio, o no, que gestionan todas tus cuentas una vez hayas comenzado el viaje de no retorno. Aunque en ocasiones son las grandes compañías las que facilitan la gestión de los datos una vez fallecido.

Facebook, por ejemplo, puso en marcha la aplicación ifidie, con la cual cualquier usuario puede preparar una despedida (en vídeo o texto) y designar a 3 amigos en la red como testamentarios de su muerte. Tras la confirmación del fallecimiento por éstos, el mensaje de ifidie se publica y llega a todos los amigos de Facebook del difunto.(para mi gusto, un poco macabro)

Twitter, de entrada, borra el perfil del difunto una vez comunicado, pero admite la continuidad temporal del perfil como “un espacio de homenaje al fallecido”. Los herederos tendrán que comunicar a través de privacy@twitter.com el fallecimiento, pero la empresa no les dará ninguna contraseña de acceso (como sí hace Facebook).

 Existen webs como Netarius, que ofrecen dentro de sus servicios: elaborar el testamento virtual, la posibilidad de dejar en herencia digital a los amigos que deseemos las cuentas de juegos, cuentas de Flikr, etc. y el servicio de cancelación de suscripciones, entre otros.

También hay empresas que ofrecen guardar las claves importantes, para, una vez muerto, se comuniquen a los herederos. Personalmente, esta opción es la que menos recomendaría, ya que por muy bien que vendan su seguridad y privacidad, tendrían acceso a toda tu vida, y ya hemos comprobado en mas de una ocasión la fragilidad que tienen grandes compañías en sus sistemas, produciendose evasión de datos y robo de los mismos.

 Internet, el medio de comunicación social y universal almacena información de forma perenne. En cierto modo, la información personal queda grabada en la red a fuego y nos persigue de por vida. Frente a esto, se ha planteado la necesidad de reconocer el derecho al olvido entendido como el derecho a equivocarse y a volver a empezar, que se concretaría en la capacidad de exigir el borrado de los datos personales que contiene Internet e incluso, oponerse al tratamiento que hacen los motores de búsqueda de los datos personales incluidos en fuentes accesibles al público. Así, cuando se habla de “derecho al olvido” se hace referencia a posibilitar que los datos de las personas dejen de ser accesibles en la web, por petición de las mismas y cuando estas lo decidan; el derecho a retirarse del sistema y eliminar la información personal que la red contiene.

Hasta que las cosas sean más fáciles y accesibles y podamos ejercer nuestro derecho a quitar y poner información en internet, solo me queda recomendar prudencia a la hora de subir datos a la red de redes y que luego nos tengamos que lamentar…ya se dice que hombre precavido vale por dos

Fuente: ” ¿Que hay al otro lado?….La Herencia Digital “. [En Línea]. DocuManía 2.0. El blog de consulta para profesionales de la Información y Documentación. Disponible en: http://www.documania.info/2013/12/que-hay-al-otro-ladola-herencia-digital.html?utm_source=DocuBolet%C3%ADn&utm_campaign=cc0ac525bf-DocuBoletin_Enero_2014&utm_medium=email&utm_term=0_6d9467f6b9-cc0ac525bf-57488741#more. [Consulta: 06/04/2014]

Anuncios

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: