La leyenda de la isla sin voz, de Vanessa Montfort

La leyenda de la isla sin voz, de Vanessa MontfortDesde que ganara en 2010 el Premio Ateneo de Sevilla con Mitología de Nueva York, Vanessa Montfort ha sido una de mis escritoras favoritas. Aquella novela aportaba muchas cosas nuevas, y aprovechaba nuestra tradición literaria para dar un nuevo giro de tuerca a dicha tradición y sacar nuevos jugos a viejas literaturas.

Hoy no puedo menos que recomendar su nueva criatura, La leyenda de la isla sin voz, de Vanessa Montfort –Editorial Plaza Janés / Penguin Random House- Otra novela en la que, fiel a su estilo, recorre viejas literaturas, en este caso, las de Charles Dickens y Washington Irving para aportar muchísimo nuevo a lo que ya era bueno en sí.

Actualizar a dos grandes pesos pesados de las letras universales como personajes contándonos una historia apasionante en la que dichos personajes no son más que piezas decisivas en un engranaje mucho más ambicioso, nos recuerda que la autora tiene siempre grandes ideas en la cabeza esperando a tomar forma en historias, ya sea en novela, como en este caso, o en obras de teatro, una nueva faceta de Montfort que está dando mucho que hablar en el mundillo literario que tanto nos gusta.

En este sentido, la actualización de La Regenta, de Leopoldo Alas Clarín, en una versión teatral en la que el célebre Magistral se transforma en un psicoanalista supone una de las piruetas más atrevidas que haya visto en los últimos tiempos. Si bien hay quien ha criticado dicha pirueta, no se puede negar la valentía, la originalidad y el deseo de aprovechar nuestra tradición para recrearla en nuevas obras que se relacionan con la anterior. Algo, por cierto, que es intrínseco a la creación literaria desde el principio de los tiempos en la que los trovadores adaptaban las creaciones a sus necesidades, en la que la Imitatio era un requisito indispensable a la hora de hacer buena literatura en alguna de las épocas de mayor esplendor de nuestras letras en particular, y de las universales en general.

La autora vuelve a emplear el recurso con maestría en la novela que hoy recomendamos. En la época de crisis en la que vivimos no sobra, ni mucho menos, la voz de aquellos que recuerdan que la injusticia es inaceptable en cualquier contexto espacial o temporal. Viendo las injusticias y la hipócrita reacción de la sociedad americana de la época que narra la historia de hoy queda igualmente retratada la sociedad actual.

Un recurso clásico en el teatro de nuestros siglos de oro. Entonces, un motivo bíblico, o la historia de algún personaje histórico servía a nuestros grandes dramaturgos para acusar de manera velada los hechos que se estaban produciendo sin señalar directamente a los acusados. Como la historia se repite una y otra vez, siempre se podrá emplear el recurso. Formalmente estamos hablando de una novela con todo lo que implica en cuanto a tamaño, peso, diseño y concepto en general. En la cubierta, la mágica isla, ya clásica en la novelística de Vanessa Montfort desde la que se ve la Nueva York añorada de la otra orilla. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: