Los tiernos lamentos, de Yoko Ogawa

Los tiernos lamentos, de Yoko OgawaYoko Ogawa empieza a ser una de las autoras de cabecera en esta tribuna y maestra en la introducción de la literatura oriental en occidente. Ya lo he mencionado otras veces, la literatura japonesa posiblemente sea la más occidental de todas ellas, salvo si por oriental entendiéramos también la turca.

En ese caso sería Orhan Pamuk el maestro. Pero no quiero desviar demasiado la atención del libro que nos ocupa hoy, Los tiernos lamentos, de la mencionada Yoko Ogawa –Editorial Funambulista- En esta novela vamos a encontrar las señas de identidad de la autora. Una sensibilidad femenina con un toque japonés que se traduce en un potenciador de dicha feminidad.

Es decir, una sensibilidad exquisita en la forma de sentir todo lo que está alrededor de manera que el mundo interior de la narradora protagonista nos transporta a la paz, la belleza y un amor suave, rosa más que rojo que es el amor duradero y frágil, no el amor pasional del rojo al que se le suele unir el epíteto quedando en <rojo pasión> Esa narradora protagonista es otra de las señas de identidad, ya que la pasión por la caligrafía en Ruriko –la narradora protagonista- es un hilo conductor en la obra de Ogawa. Un acierto que hace que no perdamos el hilo y que la brevedad de sus relatos, siempre dejándonos con ganas de más –nueva seña de identidad- encuentre continuación en otras novelas.

En definitiva, animo a quienes lean la obra a buscar otras de la misma autora en caso de que se hayan quedado con ese gusanillo que deja con maestría la novelista. Quienes se quedaran con el gusanillo hace cierto tiempo están de enhorabuena porque podrán encontrar otra perla traducida, cosa muy de agradecer.

Quienes quieran leer en catalán tendrán otra novedad muy reciente La fórmula más estimada por el profesor, de Yoko Ogawa, en catalán. En la misma editorial. Dado lo cuidado de este aspecto, destacamos la labor de traducción del equipo formado por Yoshiko Sugiyama y Sergio Torremocha. Formalmente, encontrarán una edición flexible, manejable, ligera, fácil de transportar y de cuidado diseño propio de la editorial Funambulista.

En la cubierta, sobre fondo azul cielo -un color muy presente en la novela- una aplicada calígrafa traza a pluma caracteres japoneses en un cuaderno de preciosas páginas ocres –Miko, Shodo, Nikko, de Davide Gorla-

Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: