El futuro de la librería está en la biblioteca

futurolibreríasEl librero independiente se distingue por su pasión por el trabajo, su profesionalismo, calidad de servicio y compromiso con su comunidad. La mejor manera de asegurar el futuro de las librerías independientes es que se integren y cooperen con las bibliotecas públicas para añadir al servicio de préstamos el de venta de libros. Con lo que los lectores garantizarían de este modo el acceso a los libros y la diversidad editorial. Esta asociación entre librerías independientes y bibliotecas públicas aumentaría el número de puntos de venta de libros.

En Québec en la actualidad hay 86 librerías independientes y 805 bibliotecas públicas que operan en más de 1.000 puntos de servicio. De este modo la proporción de la población atendida por las librerías independientes de Québec al unirse a la biblioteca pública alcanzaría el 95,3% de la misma, quedando en un mismo lugar el préstamo y la venta de libros. De hecho, ya es habitual en bibliotecas estadounidenses la venta de libros desde la propia web de la biblioteca a través de las plataformas de libros electrónicos . Amazon.com dispone de un punto de venta más en las propias bibliotecas a través de OverDrive por medio de la opción “Buy in” repartiéndose parte del beneficio de la venta con la biblioteca; por medio de esta opción cualquiera usuario puede adquirir el libro en propiedad si no estuviera disponible en la biblioteca o bien comprarlo con las anotaciones personales, que realizó cuando pidió en préstamo el libro, que ahora desea adquirir en propiedad.

La propuesta de los libreros independientes de Québec es integrar  el servicio de préstamo y venta de libros bajo un mismo techo en una asociación entre lo público y lo privado. El desafío logístico se producirá, entre otros, debido a que muchas bibliotecas públicas disponen de un espacio limitado. Tal proyecto se podía hacer comenzando con la adición de mostradores de venta de libros en el propio mostrador de préstamo. En cuanto al inventario necesario podría limitarse a una copia por título con las palabras “disponibles para la venta” en el mostrador de servicio. Las Librairies indépendantes du Québec (LIQ) puede responder rápidamente a la propuesta, ya que ya tienen un almacén común para cumplir con las órdenes de libros vendidos en línea en su sitio web, RuedesLibraires.com.

En la actualidad, el cliente debe ir de una librería a otra para conocer la oferta editorial. Por lo tanto, cada fondo editorial está aislado de otros fondos en el marco de una oferta única gestionada como una ventaja competitiva clave. El usuario se encuentra en la misma posición que los lectores ya que las librerías independientes en Quebec no tienen una base común de datos informáticos reuniendo todos sus fondos. Se debe visitar el sitio web de cada librería. Lamentablemente, algunas librerías independientes no tienen ese sitio web. Localizados sólo en los escaparates de las librerías, los fondos difieren de un distrito, municipio y región a otra.

El futuro de la librería independiente no sólo puede girar en torno a la vecindad. Si la librería trabaja en cooperación con la biblioteca pública le permitirá maximizar el alcance dentro de la población. El vendedor es el único para satisfacer al lector que desee comprar su propia copia del libro que acaba de leer después de un préstamo. La migración de la comercialización del libro a las bibliotecas públicas se puede considerar una experiencia exitosa para los libreros independientes, y una oportunidad para participar más que nunca en sus comunidades.

Las bibliotecas públicas de Québec han mostrado una gran capacidad para adaptarse a diversos cambios desde la llegada de la revolución digital. Desafortunadamente, no podemos decir lo mismo de todas las librerías independientes, que se enfrentan a cierres, dificultades financieras y jubilaciones anticipadas. Adoptar reglamentos que establecen un precio único de venta, limitar los efectos de la competencia de las grandes tiendas y librerías en línea no es suficiente para asegurar su futuro. Una política de precio único del libro es sólo una gota en el océano del mundo nuevo del libro,  azotado por las olas de los cambios en el comportamiento de los agentes implicados en el negocio.

Actuar sobre el mercado es una cosa, la adaptación es otra. El mejor ejemplo de adaptación en el mundo del libro es el desarrollado por las bibliotecas públicas. Las bibliotecas públicas se han adaptado rápidamente y con gran éxito a esta nueva demanda. Algunos otros ejemplos de adaptación exitosa, fue su capacidad de adecuarse a la revolución digital e Internet, su formula fue no resistirse al cambio.

La especie “biblioteca pública” ha aprendido a desarrollar y compartir conocimientos, y compartir la experiencia de adaptación puede salvar otra especie, la de “librería independiente. Es en la unión de estas especies -librerías y bibliotecas- que garantizan el acceso a los libros puede estar un futuro prometedor. La “biblioteca y librería” es una especie híbrida perfectamente adaptadas a las nuevas realidades del libro, presente y futuro.”

Serge-André Guay, président éditeur Fondation littéraire Fleur de Lys

Fuente: Guay, Serge-André.”   El futuro de la librería está en la biblioteca”. [En Línea]. Universo abierto. Disponible en: http://www.universoabierto.com/11318/el-futuro-de-la-libreria-esta-en-la-biblioteca/. [Consulta: 30/11/2013]

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: