Social Reading: Platforms, applications, clouds and tags

SocialReadingEl desarrollo de la Web 2.0 y de sus numerosas aplicaciones ha provocado la multiplicación exponencial de autores y de textos que conforman un espacio creativo cada vez más inabarcable y prolijo. Hemos de admitir que la revolución del texto electrónico es un fenómeno que opera en varias instancias simultáneamente.

Se trata a la vez de un fenómeno que afecta a la técnica de producción y reproducción de los textos,  a los soportes de lo escrito y a las prácticas de lectura. De cualquier modo, nos encontramos aun en los albores de una nueva era, en el momento de desarrollo de lo que podíamos considerar como «incunables digitales», en el que las prácticas de inserción en la red de textos en bruto en los que se ignora la función editorial, son más frecuentes que la actividad de edición propiamente dicha.

Las prácticas de lectura se ven igualmente alteradas por la aparición de nuevos soportes y nuevos formatos, conformando discursos y realidades completamente nuevas que es preciso analizar. Y uno de los cambios más significativos se sitúa en el segmento de la recepción. Si el discurso que se articulaba desde el autor y el editor tenía un carácter inamovible en la era impresa, propiciando actitudes pasivas en el lector, mero receptor del mismo, sin capacidad de intervención ni sobre la forma ni sobre el contenido, en el entorno digital se ha producido una remoción de los términos, desplazándose gran parte del protagonismo al lector que puede intervenir en los diferentes estadios del proceso de producción-distribución-recepción, alterando los fundamentos en que se instituye este.

La denominada lectura social, con todos sus componentes, representa un paso más en el camino de apropiación del mensaje inherente a todo proceso comunicativo. La intervención sobre el escrito y la colaboración e intercambio entre los distintos elementos de la cadena editorial se van erigiendo en un nuevo paradigma, facilitado por la aparición de una nueva mentalidad, más sociable y colaborativa, y por unas tecnologías que la apoyan con desarrollos que hacen posible las nuevas competencias intelectivas e informacionales.

La lectura representa una actividad en permanente cambio en virtud del contexto socioeconómico y tecnológico en el que se desarrolla. La aparición de nuevas formas de comunicación como las reseñadas anteriormente, el surgimiento de nuevos soportes y de nuevos medios determina la emergencia de actitudes y comportamientos variables que es preciso analizar para efectuar un diagnóstico preciso de las modificaciones en los comportamientos y en las prácticas lectoras. Una de los elementos más recurrentes en la literatura profesional es la detección de una realidad cada vez más importante documentalmente, como la representada por los sistemas colaborativos, que están poco o mal representados en los espacios públicos de lectura,  dificultando la solución de los problemas asociados a la alfabetización informacional e incrementado, en la medida en que la renovación tecnológica es cada vez más rápida, en cantidad y calidad, la brecha digital existente en núcleos de población cada vez más importantes.

La lectura social comienza a penetrar en el segmento productivo, en el sector editorial, que comienza a implementar funcionalidades específicas en sus plataformas, en una voluntad de concurrir en un proceso que se inscribe en el adn del lector. La lectura ha tenido desde siempre un carácter reactivo, en el sentido de que la comunicación de las impresiones, los sentimientos o las valoraciones sobre lo leído, constituyen un elemento implícito en el propio proceso de lectura. Pero mientras en el universo analógico esta comunicación tenía un carácter restringido a círculos muy reducidos, como los clubs de lectura tradicionales, en el digital, al globalizarse la comunicación, esta alcanza una dimensión mundial. Y esto, evidentemente, condiciona las condiciones en las que se desarrolla esta actividad, pero también las que afectan a la propia oferta editorial, por cuanto visibilidad y descubribilidad cobran ahora un sentido especial, dada la capacidad de los lectores de intervenir en redes sociales, generales o especializadas, para difundir o criticar un título.

El gran desafío que actualmente tiene planteada la Literatura es la de acomodarse a las nuevas formas y modelos que el entorno electrónico está delimitando sin renunciar por ello a lo que le es connatural que reside básicamente en la promoción de ideas, en la conservación de valores propios como son la conciencia crítica y la reflexión. Pero una cultura, como señalaba Holderling, sólo puede estar viva cuando tiene la capacidad de extrañación de sí misma  y para ello ha de seguir el camino ineludible de la colaboración y la socialización, construida en torno a flujos, que son la expresión de procesos que dominan nuestra vida cultural y simbólica, secuencias de intercambio e interacción  entre las posiciones físicamente inconexas que mantienen los actores culturales y simbólicos de la sociedad.

Con esta obra se pretende dar respuesta a algunas de las cuestiones implícitas en todo este proceso que históricamente ha ido desde lo individual a lo colectivo. Un camino en el que el concepto de libro y de lectura ha ido cambiando al hilo de cómo lo iba haciendo la propia sociedad y sus desarrollos tecnológicos. Nos encontramos en un momento de concurrencia de formas y discursos situados en esferas unas veces antagónicas, otras complementarias, pero en las que la noción de disrupción las afecta en todos sus componentes. A analizar este fenómeno se dedica el capítulo 1 de esta obra.

La adaptación de la lectura a los diferentes entornos digitales no constituye un proceso natural, pues a diferencia del ámbito analógico, donde esta se producía mediante una relación directa entre el lector y la obra, ahora surge un elemento sustancial: la mediación tecnológica, que implica la existencia de competencias adicionales, como el conocimiento de los dispositivos, sistemas operativos, formatos, sistemas de organización de los contenidos, etc. A estos aspectos se dedica el capítulo 2.

Los procesos de creación, edición y recepción de todo tipo de obras se han visto favorecidos por el desarrollo de nuevos modelos de negocio que han propiciado una mayor visibilidad para las obras y una mejor accesibilidad. El Cloud Computing con sus derivadas de edición y lectura en la nube representa uno de los modelos más novedosos para la industria editorial, por cuento permite deslocalizar los contenidos, siempre disponibles independientemente de factores de carácter geográfico o tecnológico. Junto con el crecimiento del acceso abierto constituyen dos buenos ejemplos de cómo favorecer la lectura y la participación en entornos adaptables a las necesidades del usurario. A estos modelos se les dedican los últimos capítulos del libro, 3 y 4.

Los cambios han significado la aparición de un sistema de lectura más social y colaborativo, en el que las plataformas de venta y distribución de libros aparecen cada vez más implicadas, pero en el que los desarrollos de programas independientes de estas ocupan un lugar igualmente importante. Las redes sociales de lectores por un lado, y los sitios de lectura social, asociados a empresas o grupos editoriales, así como los programas independientes son objeto de análisis y evaluación en el capítulo 5 de la obra.

Todos estos procesos contribuyen a que los contenidos se conviertan en algo que el lector, en cierta medida, puede personalizar. La personalización implica la capacidad no solo de cambiar la forma del texto (estilos, tipos, interlineado, mancha, luminosidad, color, etc), sino la de organizar los contenidos y crear documentos complementarios con las diferentes formas de intervención. Esta personalización dota de una nueva dimensión al acto de lectura, contribuyendo a extraerlo de los procesos estandarizados connaturales al entorno analógico. El capítulo 6 de la obra analiza estos fenómenos.

Las etiquetas en el ámbito editorial revisten un carácter comunitario y dinámico, juegan un papel esencial en la difusión y promoción de las obras, dotándolas de mayor visibilidad y por lo tanto de mayor capacidad de proyección. Su existencia garantiza la recuperación de una obra por un lector, una red social, un motor de búsqueda, etc. Por lo tanto la visibilidad de un autor, de un título de un editor, dependerán, en  muchas ocasiones de la calidad y variedad de las etiquetas que se incluyan en la obra, de la capacidad de los lectores para significarlas con términos para ellos representativos. Con el etiquetado social el texto se semantiza, y los términos adquieren un valor suplementario que trasciende su propio significado interno. El análisis de los distintos sistemas de etiquetado y de algunos de sus ejemplos más significativos, tanto en el ámbito académico como recreativo es objeto del capítulo 7 y último de la obra.

Es más sencillo decir que si una nueva tecnología extiende uno o más de nuestros sentidos fuera de nosotros en un mundo social, aparecen en esa cultura particular nuevas proporciones entre todos nuestros sentidos, mantenía MacLuhann en su “Gutenberg Galaxy”. La lectura, al hacerse social y participativa amplia nuestra experiencia como lectores, también como escritores y, como no, como ciudadanos, por cuanto el intercambio de opiniones nos hace más críticos y más responsables. Con esta obra pretendemos abrir una reflexión sobre ello.

Fuente: Julio. “Social Reading: Platforms, applications, clouds and tags”. [En Línea]. IWETEL. Foro para profesionales de bibliotecas y documentación. Disponible en: https://fundacion.ceu.es/owa/?ae=Item&t=IPM.Note&id=RgAAAABXXEtmZ4PCQ6lMOBeNPsz4BwCXr2QXBUmhTpPXzqA7jZFOAAAKyPfcAAC49DvVBACvT5NsVS8MnTc0AABE6q2pAAAJ&ph=0&cb=0. [Consulta: 04/11/2013]

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: