Zorros y Erizos

zorrosLos ebooks de la colección de ArchBib, editados por Scalae, siguen aportando excelentes reflexiones sobre la arquitectura, que pueden ser perfectamente aplicadas a los edificios bibliotecarios. En el libro dedicado al estudio formado por Anna y Eugeni Bach, aparece un fragmento que dice así:

(…) Los artículos salen de hablar sobre otras actividades. Uno de ellos habla de la idea de ser escarabajo, libélula, zorro y erizo. La base es un texto inicial de Isaiah Berlin sobre la obra de León Tolstoi. Berlin divide a los creativos en zorros y erizos. El erizo sólo sabe hacer una cosa, pero la hace muy bien. El zorro, en cambio, es dispersa y hace muchas cosas. Rastrea. Comete errores. Simplificando, para Berlin, Tolstoi es zorro pero pretende ser erizo. Nosotros queremos ser zorros.

También los edificios pueden ser zorros o erizos. La idea de un proyecto cerrado, acabado, tiene paralelismos con el erizo. Nos costaría más decir cuál es la idea del zorro. Hay múltiples ideas entrelazadas. (…)

[Traducida directamente por mi, del libro en catalán]

¿Me pregunto si hasta hoy los edificios bibliotecarios han estado erizos? Se han construido infinidad de bibliotecas, en una etapa de esplendor y expansión excepcional y que costará que se repita. Y se ha hecho bien, muy bien, con enormes niveles de calidad la mayoría de las veces… pero quizás, como el erizo, sólo hemos sabido hacer una única cosa; siempre un mismo patrón de edificio. Hay pocos zorros en el panorama arquitectónico bibliotecario. El mejor, quizás esté en Palafolls. Y por desgracia, es de los pocos zorros que tenemos cerca de casa.

Pienso en si estamos llegando a un cierto acomodo, que nos proporciona una agradable sensación de seguridad. Sabemos que este modelo funciona; sabemos que si nos replegamos, siempre sacaremos las púas para defender cómo creemos que tienen que ser nuestros edificios. Y que esto nos será siempre suficiente. Pero hay vida ahí fuera. Hay que rastrear, innovar, investigar, equivocarse, cometer errores; caer y levantarse, siempre. El camino ya nunca más será igual; las vías se dispersan, y son casi infinitas y para todas hay que intentar ofrecer soluciones. Y la biblioteca tiene que ser capaz de estar en todos los caminos, como un elemento indispensable. El zorro se adapta al medio, y cambia si es necesario. Los edificios bibliotecarios se tienen que convertir en zorros, y adaptarse a un medio que ya no es lo que era, pero que tampoco será lo que es hoy. La flexibilidad también será esto.

Como en el zorro, estoy de acuerdo en que en las bibliotecas del futuro se entrelazan infinidad de ideas y conceptos nuevos. Una biblioteca nunca estará finalizada, ni se habrá acabado nunca. Las paredes de lo social estan en constante mutación. Y siempre, una biblioteca, por definición, será un proyecto abierto e inconcluso

Fuente; Gil, Daniel. “Zorros y Erizos”. [En Línea]. Bauen. Disponible en: http://www.bauenblog.info/2013/06/13/zorros-y-erizos/. [Consulta: 17/06/2013]

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: