Di su nombre de Francisco Goldman

di su nombreEste libro recorre el mapa de la tristeza más absoluta, la de la pérdida definitiva  de la persona con la que imaginaste convivir muchos años, escrito con el alma, irracional, duro pero en medio de la desolación el narrador nos transmite un amor platónico ya irrealizable donde todo  lo que queda es el recuerdo de los días que paso junto a su amada, magnificando las acciones más triviales, e hilvanando la historia a base de recuerdos.

La novela es una gran elegía, donde el autor  vuelca su dolor en la ausencia de Aura, e inicia una conversación con ella  relatándonos  los efectos colaterales de una muerte que provoca, el distanciamiento  y la aversión que la familia de Aura siente por  Goldman al que culpan de la muerte de esta.

A su vez Francisco Goldman transcribe  los diarios que desde niña ha ido escribiendo Aura, en ellos nos cuenta su ciclo vital su paso por la vida mientras describe su entorno, la sociedad mejicana y la sociedad estadounidense que son los países donde pasa su infancia y juventud.

Teniendo en cuenta la profesión del autor, novelista y periodista y la de Aura estudiante de literatura y novelista en ciernes, no es de extrañar las innumerables referencias en el libro a obras y autores literarios, creándose dentro de este universo propio complicidades, encuentros y citas de  los personajes y autores más dispares.

Esta historia verídica es una obra directa, que llega, que hace recapacitar, no es un relato triste, está lleno de vida y aunque desde el principio conocemos el dramático fin dela protagonista, no por ello está sumida en la pena pues desde su más absoluta desolación  Goldman comparte sus experiencias junto a Aura quizá buscando al exteriorizar sus vivencias y sentimientos para que entendamos su abatimiento  realizando para ello una biografía de su amada. Esta historia de amor está  editada por la editorial Sexto piso,  y  a lo largo de sus 429 páginas degustamos un lenguaje franco, impoluto y sobre todo sincero,  fuera de los cánones clásicos y empalagosos que la literatura romántica suele marcar. Aquí encontramos AMOR con mayúsculas, rutina, verdad, vitalidad, diálogos, silencios, deseo y muerte, en fin la vida misma. A. Ramón Jiménez

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: