Muerte de un Papa, de Piers Paul Read

Muerte de un Papa, de Piers Paul ReadEn plena efervescencia de la elección del Papa Francisco apareció el libro que hoy recomendamos. Quizás entonces fue comprado por la novedad y quienes lo hicieran no repararon en la gran novela que se había adquirido.

Así, Muerte de un Papa, de Piers Paul Read –Editorial Funambulista- va mucho más allá de lo que pueda suponer una obra coyuntural escrita para sacar tajada. Supone, lo primero, una trama sobre la iglesia católica mucho mejor escrita y ambientada que la célebre El código da Vinci, de Dan Brown que tanto éxito tuvo, a nuestro entender, de manera injusta. Esta que hoy proponemos la supera claramente.

Por si fuera poco, como acertadamente señala Sergio Cuesta Francisco en esos epílogos de Funambulista que yo prefiero leer al principio, esta obra tiene más relación con El jardinero fiel, de John Le Carré, llevada al cine en una versión exquisita. En ambas se trata el problema africano con la capacidad de mover conciencias y de estremecer a quien tenga un mínimo de sensibilidad y de amor al prójimo.

Por lo tanto, frente al París que proponía Brown, aquí los centros de acción serán nada menos que Londres, Roma y varios países y ciudades de África. Sin duda, una buena oportunidad de ir haciendo planes cara al verano que se aproxima. En este caso, una de las propuestas sería la de formar parte de alguna de las organizaciones humanitarias. En la novela tendrán la ocasión de leer muchas cosas relativas a la vida del cooperante. Buenas y malas, como es natural.

Y no podría faltar en una novela de estas características una historia de amor. En este caso se repite la relación entre el hombre maduro y la chica joven. Desde luego, los lectores descubrirán, poco a poco, que detrás de esa relación hay mucha miga que no se va a desvelar pero que les anticipo que va a estar interesante.
El tratamiento de la religión en general, y de la católica en particular, puede molestar a algún lector, pero no está demasiado alejado de lo que opina buena parte de la feligresía. Aspectos relativos a las parejas divorciadas, la ordenación de las mujeres, al sida en África y otros asuntos, pueden molestar, pero si se lee detenidamente, descubrirán las razones de unos y otros. De hecho, un religioso que leyera esta novela tendría unos cuantos temas claves que seguro llamarían la atención de los más jóvenes de la parroquia, que posiblemente asistan a las eucaristías bastante desmotivados.

El aspecto formal tiene tres puntos de interés. Las guardas de la portada nos presentan una fotografía del autor en una presentación novedosa, se agradece; las guardas de la contraportada, a su vez, presentan un plano del Vaticano que nuevamente se ofrece de manera poco usual; la cubierta nos regala una preciosa imagen de la plaza de San Pedro por la noche de gran belleza. En una noche de absoluta calma sorprende que un rayo incida directamente sobre la cruz que preside la cúpula. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: